Carlos Cruz-Diez

“Soy un hombre libre, soy un hombre feliz”

Carlos Cruz-Diez nació en Caracas-Venezuela en agosto de 1923 y es, actualmente, el máximo representante del arte cinético.

En sus obras, Cruz-Diez maneja conceptos pictóricos que revolucionan técnicas tradicionales empleadas. Las concepciones del rojo y el verde como únicos colores primarios, del blanco como fuente de luz o color y del negro como negación de la luz, están presentes en casi todas sus obras.

carlos cruz diez

Cruz-Diez es un mago de los efectos visuales y con frecuencia aplica coloridas mezclas sobre un plano único y produce colores que no han sido aplicados, originando un color virtual o subjetivo. A todas estas experiencias el artista las llamó Fisiocromías.

La Fundación Artistas Unidos, a la cual pertenezco, tuvo el gran honor de entrevistar al maestro en su paso por la Ciudad de Miami. Y en nuestra inquietud de saber que piensa sobre “La Cura y El Arte” nos respondió:

“El Arte y La Cura han estado latente siempre, solo que ahora se toma conciencia de ello. Cuando la gente escribe u oye música, escribe u oye poesía, cuando va a un concierto, ve una obra de teatro, sale de un museo, te has curado, sales con otro espíritu, es como si hubieses pasado por un esterilizador, es maravilloso, todo el mundo debe tener acceso al Arte, a esa Cura.

Si yo no pudiera hacer Arte yo no pudiera vivir. El Arte es comunicación, uno comunica lo que ha descubierto, lo que uno ama.

El Arte es un mensaje directo al espíritu, es el mas bello y maravilloso mecanismo de comunicación, que el hombre ha podido inventar.”

La sensibilidad artística de la obra de Cruz-Díez reside en su carácter experimental; el autor no busca un arte intimista, por considerarlo egoísta: y aunque trabaja apoyado en patrones, ritmos y sistemas, para Cruz-Díez, el arte debe ser experimentado, vivido y compartido. Por ello se centra en recrear el entorno propicio para que las personas vivan el arte, propiciando una interactividad entre la obra y su observador

No pudimos cerrar de mejor manera nuestro encuentro con el maestro Carlos Cruz-Diez que cuando se le solicito apadrinara nuestra Fundación Artistas Unidos, acepto respondiendo “ser padrino de la fundación para mi es un honor”